Página principal Lima Contra la corrupción, Arbizu el justiciero

Contra la corrupción, Arbizu el justiciero

0 9

Cuando todos quieren que se vaya, él no se doblega ante la impunidad ni el favoritismo.

Erich Llallire

Por tradición, todos corruptos (salvo raras excepciones) así han sido nuestros gobiernos, nuestros políticos, unos más vivos y otros más muertos y hundidos por nuestra justicia. Cansados de tanta inmoralidad, algunos especialistas señalan que hay un hombre que está recuperando el sistema anticorrupción del país, alguien que no se doblega ante la corrupción, impunidad ni el favoritismo, actualmente lo llaman Procurador Anticorrupción.

El actual Procurador Anticorrupción es un abogado especializado en temas de derechos humanos y derecho penal, según el Decreto Legislativo del Sistema de Defensa Jurídica del Estado Nº 1068, vigente desde el 28 de diciembre del 2008, el procurador es designado por el Presidente de la República mediante Resolución Suprema, con refrendo del Ministro de Justicia y del Presidente del Consejo de Ministros.

La Procuraduría Anticorrupción fue creada en el 2006, representa y defiende los intereses del Estado en las denuncias, investigaciones fiscales y procesos penales por presuntos delitos contra la administración pública y coadyuva a la transparencia y control en la ejecución del gasto público.

Para llegar a ser procurador debe ser peruano de nacimiento, tener título, haber ejercido la abogacía durante cinco años consecutivos, estar colegiado y gozar de honradez reconocida.

La presente gestión iniciada el 2011, trajo mucha reestructuración, pues la situación inicial de las procuradurías públicas era caótica, no existía una base de datos sobre el número de procesos de corrupción, no se sabía la situación jurídica de los procesados ni cuántos de ellos habían pagado las reparaciones civiles, ni cómo debía hacerse la distribución de las causas entre un escaso número de abogados y una logística precaria.

Luego de dos años de haber asumido como Procurador Público Especializado en Delitos de Corrupción, la gestión de Julio César Donato Arbizu Gonzales es reconocida como un frente emblemático ante la corrupción.

Julio Arbizu fue designado en el puesto reemplazando a César Roca Fernández, la propuesta de su nombramiento fue hecha desde el Consejo de Defensa Jurídica del Estado, lugar donde Arbizu Gonzáles hacía de secretario técnico.

En la resolución que ratifica su elección, se le delegó a Arbizu “todas las investigaciones preliminares y preparatorias, procesos judiciales y de colaboración eficaz, y todos los procesos judiciales o extrajudiciales” en los que se involucren a terceros con el Estado.

LO HALAGAN
Según Gustavo Gorriti, director de IDL, “Arbizu ha hecho mucho en poco tiempo para devolver a la Procuraduría la energía, fuerza y actividad que nunca debió perder”.

Señala que, “Arbizu ha actuado como si ese puesto fuera la misión central de su vida y su mejor contribución como ciudadano a su propio país. No lo pueden acusar de parcializado porque ha investigado a casi todos los grupos y bancadas”.

El economista Augusto Álvarez Rodrich manifestó que: “si el Perú tuviera más funcionarios como Arbizu al frente de las entidades que deben combatir a la corrupción, habría menos asaltantes del erario que gozan de impunidad en un país que ya está harto de esta lacra”.

Según Carlos Rivera, abogado del IDL, “Arbizu y su equipo han logrado revivir la lucha anticorrupción”, al comparar el desempeño actual de dicha instancia, con la que se llevó a cabo durante el gobierno de Alan García, dijo que estuvo en una situación de “casi clandestinidad”.

OTROS NO LO QUIEREN
La 49° Fiscalía Provincial Penal de Lima archivó la imputación de los congresistas apristas Mauricio Mulder, Javier Velásquez Quesquén, y Pedro Spadaro del grupo fujimorista, quienes señalaron que Arbizu había mentido en su hoja de vida al haber señalado que cursó una Maestría en Ciencia Política.

A lo que el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Daniel Figallo, rechazó y dijo que, “Arbizu presentó una constancia al Consejo de Defensa Jurídica del Estado, donde daba cuenta que todavía cursaba una Maestría en Ciencia Política”.

Luego de ello, en agosto último, las bancadas del Partido Popular Cristano–Alianza Para el Progreso (Galarreta, Beingolea, Juan Eguren, Marisol Pérez Tello, Luis Bedoya, Iberico y Richard Acuña), Concertación Parlamentaria (Luciana León, Javier Velásquez, Mauricio Mulder, Elías Rodríguez y Reggiardo de Cambio 90) y Fuerza Popular (todos los congresistas), presentaron una moción multipartidaria exigiendo su destitución inmediata. También han señalado que amigos y trabajadores cercanos a Arbizu han sido beneficiados con contrataciones dentro del Ministerio de Justicia.

INVESTIGACIONES
Ahora último, según el informe alcanzado por la Procuraduría Anticorrupción, hay más de 500 denuncias hechas contra funcionarios públicos por delitos de corrupción, esto durante la administración de Arbizu.

Entre los casos figuran Alejandro Toledo por el presunto delito de enriquecimiento ilícito; los exministros del gobierno aprista Rafael Rey y Hernán Garrido Lecca, por la contratación de la empresa israelí Global CST para entrenar a los comandos del Vraem; el expresidente de la Comisión de Indultos, Facundo Chinguel, por los ‘narcoindultos’.

Asimismo figuran los hermanos Alexis y Antauro Humala; Aurelio Pastor por presunto tráfico de influencias; el exalcalde de Lima Luis Castañeda Lossio; incluyen al alcalde del distrito limeño de Jesús María, Enrique Ocrospoma; los exregidores Luis Valer y Cayo Tito, de la Municipalidad de Lima, Urtecho y otros.

Entre sus logros ha conseguido que regresen al país, hasta enero de este año, 220 millones de dólares, recuperó 4 millones de soles producto de las reparaciones civiles, ejecutó embargos a los condenados por corrupción, está impulsando la llamada “muerte civil” y ha establecido normas que no permiten a los embargados trasladar sus bienes a terceros para evadir la justicia. Parece que Julio Arbizu está sabiendo ganarse sus fréjoles y sus halagos, esperemos que la Procuraduría se siga fortaleciendo y Arbizu siga siendo un justiciero.