Página principal Arequipa Carrera desleal en el Colegio de Abogados

Carrera desleal en el Colegio de Abogados

    0 56

    El gremio del Colegio de Abogados de Arequipa está en etapa de elecciones, donde todo vale con tal de ganar el voto de los colegiados. Entre una serie de acusaciones recíprocas de los principales candidatos, esta semana se conoció que un integrante de la lista de Hugo Salas, Leonel Díaz Pinto, forma parte del Jurado Electoral, lo que –de lejos– rompe el principio de imparcialidad y transparencia en las elecciones de profesionales preparados, seguramente, para impartir justicia en el país.

    Por Pilar Rivera Ramos

    El nombre de Leonel Díaz Pinto ha provocado que se cuestione la transparencia de las próximas elecciones gremiales en el Colegio de Abogados de Arequipa. Diversos miembros del orden dijeron que Díaz Pinto no sólo es integrante titular electo del jurado electoral del CAA, sino, también, tiene directa participación y vinculación con el movimiento “Gremio en Acción”.
    En efecto, se supo que el cargo en que es designado es el de secretario del Comité Electoral y, también, va primero en la comisión de defensa gremial del movimiento en la lista de Salas Ortiz.
    Para el resto de los agremiados, Díaz Pinto “está obligado de abstenerse de participar en una lista; sin embargo, promueve una campaña a favor de su líder y candidato”, tal como se observa en las redes sociales y, paralelamente, se prepara a conducir las elecciones para la nueva Junta Directiva 2014-2015 en el Colegio de Abogados de Arequipa.
    “Se ha observado que abiertamente este letrado hace campaña para Hugo Salas y no se desprende del cargo de secretario del Jurado Electoral, lo que rompe imparcialidad y transparencia en los resultados de las próximas elecciones”, señalaron los letrados.

    PRESENTAN TACHA
    Según el principio de imparcialidad de las autoridades electorales de cualquier clase a cargo de la conducción de procesos electorales de cualquier naturaleza, garantiza la vigencia de las libertades políticas, el aseguramiento de la neutralidad y de la imparcialidad de los funcionarios y de las instituciones que los lleven a cabo.
    Frente a esta premisa se presentó una tacha en su contra; sin embargo, no se dio por aceptada, pese a que este hecho lo descalificaría ética, estatutaria y legalmente para formar parte del Jurado Electoral.
    Trascendió que, como antecedente jurisprudencial, que en el proceso electoral de la actual Junta Directiva 2012-2013, dos integrantes electos del Jurado Electoral fueron separados del cargo para el que fueron elegidos por aparecer públicamente en la propaganda de uno de los movimientos.
    En ese entonces se determinó que ese hecho comprometía su imparcialidad como integrantes del Jurado Electoral por lo que, presentándose el mismo caso, corresponde amparar la presente recusación, la misma que fue dirigida a Roger Vladimir Bustinza Camapaza, presidente del Jurado Electoral del Ilustre Colegio de Abogados de Arequipa.
    Un importante sector de abogados colegiados destacó que actualmente existe la necesidad de acaparar las voluntades de los votantes, exponiendo ante la imagen pública candidatos con posturas y formalidades; pero dijeron que sobre esto debe prevalecer una carrera limpia y, sobretodo, con aspirantes honestos.
    En una de sus participaciones, Leonel Díaz Pinto expone la necesidad “de salir del ostracismo en que ha caído el colegio profesional que tiene una de las mayores obligaciones con su comunidad: crear confianza en la justicia en la población y la administración estatal” y marca su decidido apoyo a la lista de su confianza.

    Las elecciones para el nuevo Consejo Directivo del CAA se realizarán el 11 de diciembre próximo
    El Colegio de Abogados de Arequipa (CAA), uno de los gremios más influyentes políticamente, agrupa a más de 8 mil colegiados de la región.
    El presente año este gremio celebró su primer centenario institucional.
    El Colegio de Abogados de Arequipa, “como institución oficial” se instaló el 30 de julio de 1911. Habiéndose promulgado por el Gobierno de Leguía la Ley Nº 1367, que disponía que “siempre que el número de abogados, inscritos en la matrícula de un Distrito Judicial, expedidos para ejercer la profesión y residentes en la capital, lleguen a doce, se establecerá un Colegio, a semejanza del Ilustre Colegio de Abogados de Lima; y que estos Colegios “fuesen instalados por el presidente de la respectiva Corte Superior, eligiendo, ante él, la Junta que debe dirigirlo”, varios letrados de la localidad se dirigieron al Sr. Presidente de la Corte Superior de Justicia, pidiendo la instalación del Colegio de Abogados de Arequipa.

     

    NOTICIAS SIMILARES